21
Jul

Semana 3

2 Comentarios hasta el momento.

Pues a la semana 3, todo luce diferente.

Ya comenzaba a hacerme a la idea de que tenía un pequeño daño cerebral traumático, pero no se llama así. Se llama lesión cerebral cerrada y causa epilepsia traumáutica.

El topiramato es lo que me recetaron para curarlo y sigue en aumento, lo curioso es que me está causando efectos harto divertidos, debo admitir y ¿qué sería esta vida sin esas diversiones cortas que nos brinda? puuuuro aburrimiento.

No sé que pasará la semana 5 y 6, supongo dejaré de trabajar y reduciré mis actividades al mínimo, pues en esta tercera ya me cuesta mucho trabajo realizar algunas cosas.

Les cuento, mi rutina comienza a las 8- 8:30 am con el desayuno, baño y arreglo personal. Después viene lectura de mails, redes sociales y preparar un postito para Vivir México.

Para las 9:30 comienzo con “mi trabajo de día” que curiosamente es para un grupo médico en NY que trabaja en pacientes con epilepsia y sus familias. Manejo sus redes sociales y otras mafufadas en el internet. Eso me consume hasta las 13:30, al menos.

De las 14:00 a 17:00 me tomo un break para cocinar, descanzar y leer lo que más me guste. Usualmente preparo listas de enlaces para el grupo médico (que uso en generación de contenido, mailings y demás) para futuros posts de VM, para posts personales o para compartirlos con Víctor o comentarlos en el Podcast de Pocas.

También en este horario aprovecho para hacer las vueltas necesarias de casa: pagos de recibos, compras de super, visitas a mamá susana, la compra de la comida de mis hijas, su visita al vet, la revisión de mi carro o de mi casa y todo tipo de actividades como estas.

Pero la verdad es que para esta hora mi cabeza ya está en standby. Antes del topiramato, apenas comenzábamos lo bueno, pero ahora para las 16:00,  estoy fri-ta.

Aquí es donde la gran bola de amigos y profesionales me acompaña. Entre editores, novio y amigos me sacan adelante. El ratito de lectura, selección de links y demás me ayuda para guiarlos y ayudarlos a terminar lo que mi cerebro decide no hacer, pues aunque tengo la firme decisión, mi cuerpo dice NO.

Hace unos días mencionaba en twitter que con un desorden (algunos preferirán llamarlo condición) como lo es este tipo de epilepsia, hay días negros y días claros. Hoy es un día claro para mí, pero desgraciadamente por cada día con claridad que tengo se vienen 4-5 de mucha oscuridad de los que dificilmente salgo si no fuera de la mano de muchas personas que no me dejan caer.

A todos ustedes, (Victor, Saiffe, Pepe, Maryl, Pris, Ximena) harta gracias.

Imagen: Bevan Beast

2 Responses


  1. Víctor on 21 Jul 2010

    Neta, ¡ya no quiero ver esa palabra y la pones de imagen! no pinshi maméeeeeees!

    tq

  2. Jessica Uribe on 21 Jul 2010

    Hola Pé:
    Hace tiempo que me he desconectado del mundo virtual y ocasionalmente abro twitter o FB, sólo sabía que te estabas tomando algo, pero no sabía qué ni por qué.

    Por lo que leo, me da gusto escuchar que todo está saliendo bien, sabes que cuentas conmigo para lo que necesites, aunque ya no estemos mucho en contacto, sabes que se te estima desde acá.

    Te mando muchos besos y abrazos para que te los repartas en lo que resta de la semana.

    – Jess