10
Dec

si de reflexión se trata

Comments Off on si de reflexión se trata hasta el momento.

Cosas importantes pasan todos los días, en todo el mundo. Pero que a mí me estén pasando justo en este momento y en ésa coyuntura en la que me graduao-dejo casa de papás- decido por mi vida, son para asombrarse.

Estoy a dos días de recibir un título universatario, que se supone me hará las cosas más sencillas para conseguir chambas en lo que me encanta hacer, pero es sólo una suposición. Todo dependerá de lo que yo pueda demostrar, los contáctos que tenga y claro, las desiciones que tome.

Profesionalmente tenemos momentos buenos y malos, ahora estoy en uno regular. La chamba con el Festival Internacional de Cine de Guadalajara está oscilante, y la verdad a mí éso me pone nerviosa. Me gusta tener tanta chamba como para no poder ver la televisión, que en mi caso siempre lo he dicho, es perdida de tiempo. Aplicar a nuevos empleos, ya lo hice, dos de ellos me encantan pero aún no he recibido respuesta.

Digamos que el que más llama mi atención es en una casa de moda local, que desde mi punto de vista sí tiene las posibilidades de crecer no sólo localmente, si no trascender las fronteras mexicanas y el puesto que me ofrecen me super encanta.

Sigo en la búsqueda de depa. Se nota que soy exigente en cuestiones de vivienda, lo dijo papá y dos caseros a los cuáles visité para conocer el departamento. Y es verdad, me choca pagar rentas altas por la “disque buena zona y exclusividad” ni maiz. Me gustan que los departamentos sean viejos, así me dan más libertad de arreglar a mi manera. También me gusta que sean céntricos y entre más pegados a la zona de chapultepec-colonia americana mejor, de ahí todo me queda cerca y me puedo mover en bici más fácil. No he encontrado esas “joyitas” que algunos amigos comentan, espero pronto poder hacerlo.

Lo sentimental ahí va. Soy una rídicula y media cursi, media por que tampoco me gusta hacer el ridículo completo, pero lo disfruto mucho. El fin de semana lo pasé junto a alguien muy querido a mí, y fue simplemente fabuloso, pero lo que me preocupa es el porvenir. Tengo una cita en París para el día 14 de Enero, y cual filme cliché de producción barata, los escenarios nevados junto a la Torre Eiffel, tendrían que hacerse notorios.

T me dijo que que él moriría por una cita como la mía. La verdad es que a mí me da un poco de verguenza platicar que la tengo. Me siento cuál adolescente idiota esperando por el “principe azul.” Anyway, ésa cita decidirá muchas cosas de mi vida, o quizá sólo será el parteaguas para que yo comience a retomar tantas cosas olvidadas por más de 5 años en este camino, medio bueno, medio extraño.

Lo cierto es que si me voy o me quedo, ahora ya tengo muchas cosas de las cuáles presumir y valerme, y sé que no me pasaría lo mismo ni por error. Y aunque no soy fan de la navidad, siempre me sucede que este periodo de consumismo, es en el que más medito sobre mi vida. De lo superficial, algo bueno tendría que resultar ¿no creen?

Y a ustedes ¿cómo les va en este cierre de año?

Comments are closed.